Aprobado el nuevo RIPCI: Mantenimiento de los sistemas de evacuación de humos

Aprobado el nuevo RIPCI: Mantenimiento de los sistemas de evacuación de humos

El pasado viernres 19 de mayo se aprobó el nuevo RIPCI en el consejo de ministros y estamos a falta de su publicación en el BOE.

Las novedades son varias, pero en lo que respecta a los Sistemas de Evacuación de Humo la novedad es que se obliga por fin a un mantenimiento e inspección del sistema por parte de una empresa autorizada, ya que con el antiguo RIPCI esto solamente era una mera recomendación. Esta obligación es lógica por tratarse de un sistema tan importante como cualquier otra instalación de protección contra incendios, ya que:

– Protege los recorridos de evacuación del Humo salvando vidas.

– Protege las propiedades, bajando la temperatura de la capa de humos y evitando el Flashover o combustión súbita generalizada.

– Facilita el acceso a los Servicios de Extinción a apagar el fuego tanto por la ausencia de humo en los recorridos de evacuación como por la pronta visibilidad del foco del incendio.

Como hemos comentado aun no ha salido publicado en el BOE, pero la última revisión Nº 23 del  RIPCI, que se envió para su aprobación por la Comisión Europea, se establece un plazo máximo de 6 meses para:

– Comprobación del funcionamiento de los componentes del Sistema de Evacuación de Humo mediante la activación manual de los mismos.

– Limpieza de los componentes y elementos del sistema.

Y un plazo máximo de un año para:

– Comprobación del funcionamiento del Sistema de Evacuación de Humo  en sus posiciones de activación y descanso, incluyendo su respuesta a las señales de activación manuales y automáticas y comprobando que el tiempo de respuesta está dentro de los parámetros de diseño.

– Si el sistema dispone de barreras de control de humo, comprobar que los espaciados de cabecera, borde y junta (según UNE-EN 12101-1) no superan los valores indicados por el fabricante.

– Comprobación de la correcta disponibilidad de la fuente de alimentación principal y auxiliar.  Engrase de los componentes y elementos del sistema.

– Verificación de señales de alarma y avería e interacción con el sistema de detección de incendios.

Es una gran noticia, que veníamos esperando hace mucho tiempo, ya que ante la falta de obligatoriedad del mantenimiento de estos sistemas primordiales en la lucha contra incendios, muchas empresas (no conscientes de la importancia del Sistema de Evacuación de Humo), optaban por no realizarlo, dejando el sistema obsoleto por falta de inspección y mantenimiento. Incluso muchas veces se inutilizaba el sistema para que en caso de una falsa alarma de incendios los exutorios de cubierta no pudieran abrirse y ocasionar algún daño por la lluvia.

Aprobado el nuevo RIPCI: Mantenimiento de los sistemas de evacuación de humos
Valora este artículo.