Los Incendios en viviendas e industrias arruinan vidas y negocios

Un incendio es considerado como un hecho fortuito, una fatalidad contra la que se puede hacer más bien poco. Cuando una persona decide adquirir una vivienda o emprender un negocio, sus mayores preocupaciones son aquellas relacionadas con la desaparición del bien: el impago de la hipoteca, la pérdida del empleo, las crisis económicas,…. Pero casi nadie considera un incendio como una amenaza real y constante, tomando las medidas oportunas para evitarlo. En la memoria de todos están casos como el del incendio del edificio Windsor (imagen) o el incendio de la fábrica de aceites en Algemesí.

Este último caso es un ejemplo claro del riesgo que suponen las actividades industriales, siendo uno de los sectores que encabeza la lista en número de incendios. Este sector sufre una media de ocho incendios diarios declarados y un número mucho mayor de conatos. El 20% de los incendios en industrias las destruyen totalmente, dejándolas sin la posibilidad de retomar su actividad productiva, con la pérdida adicional de los empleos directos o indirectos que generaba.

En definitiva, las consecuencias de los incendios en viviendas e industrias se resumen fácilmente: siempre hay pérdidas ya sean materiales o de vidas humanas. Todos estos hechos confirman la importancia de la protección contra incendios en la edificación.

¿Cómo se puede proteger una vivienda, un negocio, una industria…?

La protección contra incendios en viviendas comienza en la fase de diseño del mismo, para lo que se exige que tanto el proyecto como la construcción cumplan con todas las normativas exigibles al respecto. Además, existen numerosas asociaciones u organizaciones, que cuentan con normas que no son de obligado cumplimiento, pero que ayudan al ingeniero a la hora de definir los medios de protección con los que debe contar un edificio.

Todas las medidas de protección contra incendios en industrias y viviendas, tanto activas como pasivas, deben estar coordinadas entre sí e integradas en el conjunto del edificio, con el fin de que éste responda del mejor modo posible ante un incendio.

Fuente: Tecnica Industrial

Los Incendios en viviendas e industrias arruinan vidas y negocios
Valora este artículo.