¿Cómo pueden las estructuras resistir a los incendios?

¿Cómo pueden las estructuras resistir a los incendios?

Muchos son los incendios industriales que vemos ultimamente dónde la estructura de la fábrica no resiste a la virulencia de las llamas. La verdad es que la estructura está obligada a resistir durante al menos un tiempo determinado, que varía entre 15 y 180 minutos. Para la mayoría de edificios de menos de 15 metros de altura es válida una resistencia de 60 minutos, equivalente a una temperatura de la atmósfera en el sector de incendio de 950 ºC.

¿Como se conoce la resistencia de la estructura al fuego?

La resistencia de la estructura puede obtenerse mediante ensayos, los métodos establecidos en la norma o el uso de los anejos incluidos en el Documento Básico, que recogen el cálculo de la resistencia para estructuras de hormigón, acero, madera y fábricas.

1- Estructuras de hormingón

Los anejos establecen, en el caso del hormigón, los espesores y recubrimientos necesarios para que la estructura resista el tiempo necesario. Las estructuras de hormigón tienen un buen comportamiento frente a incendio, por lo que generalmente no es necesario aplicar una capa protectora sobre la estructura para cumplir con lo establecido.

2- Estructuras de acero

Las estructuras de acero se ven muy afectadas en caso de incendio por lo que, salvo en raras ocasiones, es necesario aplicar una capa de protección. A 900 ºC, el límite elástico del acero, principal parámetro de su resistencia mecánica, se reduce al 6% de su valor a temperatura ambiente. La norma recoge 2 maneras de resistir al incendio el tiempo indicado: sobredimensionar la pieza para que sea posible resistir las cargas incluso con la reducción de resistencia que supone la temperatura, y recubrir el acero con protectores aislantes que impidan que el acero alcance altas temperaturas.

3- Estructuras de madera

En el caso de la madera, el incendio le afecta tan sólo a su capa más exterior, manteniendo el interior de las piezas su capacidad portante intacta. Por ello, la normativa obliga a sobredimensionar las piezas de forma que pueda carbonizarse la parte exterior mientras el interior continúa resistiendo las cargas de la estructura. Sobre la sección neta necesaria para resistir las cargas se debe añadir, en cada una de sus caras expuestas al incendio, un espesor de material proporcional al tiempo de resistencia exigido, en función de la velocidad de carbonización, que oscila entre 0,55 y 0,80 milímetros por minuto según el tipo de madera.

4- Muros de carga

La resistencia al fuego de los muros de carga se considera según la estabilidad de los muros de carga al fuego, y puede ser aumentada según el recubrimiento.