Dron para la extinción de incendios

La empresa española Drone Hopper lanzará al mercado un nuevo dron para la extinción de incendios. El aparato podrá transportar hasta 300 litros de agua y accederá a lugares inaccesibles para los hidroaviones. El avión permitirá obtener imágenes en tiempo real y sensores térmicos para detectar las zonas con mayor temperatura. El dron está dotado de un equipo de geolocalización que permite ubicar el punto adeciado para la extinción del fuego.

Los drones utilizan agua nebulizada como herramienta clave para la extinción. El agua nebulizada está formada por gotas de pequeño tamaño y permite que la eficacia sea mayor porque, cuanto más pequeña sea la gota, más espacio se cubre. Según su creador, “la gran ventaja es la precisión porque el avión arroja el agua mucho más abajo y de una manera distinta que los helicópteros”. La aeronave aprovecha el flujo de sus motores y “ lanza un chorro húmedo que va directamente hacia el incendio, o bien crea un cortafuegos en las zonas aledañas al incendio”, asegura este técnico.

Este avión se presentará en el próximo mes de septiembre en Expodrónica, la mayor feria internacional de drones que este año contará con la participación de la firma china DJI, el mayor fabricante de drones del mundo.