Funcionamiento de los sistemas de detección de incendios

Un sistema de detección de incendios consta de la central, los periféricos, como los detectores de incendio y contactos, así como los dispositivos de alarma y de control activados por la central. La misión principal de un sistema automático de detección de incendios es la de identificar de manera fiable un incendio en la etapa más precoz posible, dar la alarma y activar las funciones de control preprogramadas.

– Los periféricos comprenden todos los elementos de campo que adquieren en el emplazamiento el estado real, que se transmite a la central en forma de niveles de peligro. Los detectores de incendio automáticos e inteligentes detectan y analizan los diferentes fenómenos in situ e informan automáticamente de los peligros existentes a la central.

– Los pulsadores manuales sirven para que las personas presentes en la zona de peligro activen la alarma directamente.Los contactos automáticos (por ejemplo, de la activación de un sistema de extinción de sprinklers) informan indirectamente de una alarma de incendios.

– El sistema de detección de incendios está vigilado, controlado y operado por la central, que evalúa los mensajes de los periféricos y activa instalaciones de alarma y de control de incendios. Las medidas iniciadas por la central sirven para alarma e intervención.

– Los dispositivos de alarma ópticos y acústicos informan a las personas que hay en el edificio y avisan a los vigilantes, operarios, o fuerzas de seguridad. Los controles activan los sistemas de extracción de humos y los sistemas de extinción automáticos.La guía óptica de la ruta de escape y la alarma de voz evacuan de forma segura a las personas del edificio.

Posible esquema del Funcionamiento de los sistemas de detección de incendios