Más conclusiones sobre incendios (II)

– Es básico que una instalación de incendio esté en perfecto estado de funcionamiento, porque debe de avisarnos con tiempo suficiente para poder evacuar el edificio y evitar daños personales. La situación económica actual no facilita las cosas y cada vez hay más intrusismo en el sector, que basan su oferta en el mejor precio y no en la calidad y fiabilidad del mantenimiento, para conseguir que los equipos estén en pleno rendimiento en caso de incendio.

– La detección de incendios es la gran desconocida entre el público en general. Falta cultura básica entre la población y se debería iniciar esta cultura en las escuelas realizando simulacros de evacuación para que desde pequeños tuviésemos conciencia del peligro de un incendio.

– La detección de incendios es el único sistema que avisa automáticamente a tiempo para escapar de un edificio vertical, mediante detectores y sistemas acústicos y luminosos de aviso. Si el sistema está controlado por una central de incendios centralizada, podemos avisar automáticamente a los agentes externos como bomberos, policía o centrales receptoras de alarma, que darían las ordenes necesarias para el control del fuego, se podrían a su vez “sectorizar” áreas para confinar el fuego y que no se propagase por todo el edificio, también se podría dirigir correctamente una evacuación de un edificio dando las instrucciones precisas para evitar nervios, empujones o histeria en los momentos difíciles.

Más conclusiones sobre incendios (II)
Valora este artículo.