incendio-electrico

Incendios eléctricos: los más comunes

Los incendios por causas eléctricas en nuestras casas generan la muerte de miles de personas cada año y heridas a otros tantos a nivel mundial. Los incendios de tipo eléctrico se producen por sobrecalentamiento. Por ejemplo: si tenemos un cable que está capacitado para un consumo de 15 amperios y lo sometemos a un sobreconsumo de 25 amperios. Esto va a generar un recalentamiento del cable, el cual al estar expuesto a una superficie combustible (madera, plásticos) va a producir un incendio. En otras ocasiones, los cables están a merced de roedores que quitan su aislamiento o a “maestros” que efectúan algún trabajo de carpintería o techumbre y los traspasan.

Otra forma de producir un incendio eléctrico es por conexiones defectuosas sin el aislamiento adecuado o sin cajas de conexión. Al estar los cables en el entretecho, no vamos a detectar inmediatamente un incendio. Lamentablemente, solo nos percataremos del peligro cuando veamos las llamas y ya sea tarde.

Generalmente, las casas de antigüedad superior a 25 años contaban con un solo circuito eléctrico, pues en ese tiempo las necesidades y los artefactos disponibles eran mínimos. Hoy en día, tenemos la oportunidad de acceder a diversos electrodomésticos del mercado y conocer sus prestaciones y características. Todos estamos expuestos, lo importante es asegurarse y prevenir.

Los cables están diseñados para durar muchos años si son instalados en forma correcta. El problema radica cuando sobrepasamos el consumo para lo cual fue diseñado o utilizamos cables que son para ductos (cañerías) a la intemperie. Por lo tanto existe un cable adecuado para cada ocasión.

mercor tecresa® ofrece cubre enchufes y cubreluminarias. Estas cubiertas de grafito y lana no requieren ningún tipo de montaje, por lo que se convierten en la mejor opción para la protección contra el fuego de instalaciones eléctricas.