Incendios históricos: El desastre de Texas City

El desastre de Texas City fue un accidente industrial que ocurrió 16 de abril 1947 en el Puerto de Texas City. Fue el accidente industrial más mortífero en la historia de los Estados Unidos, y una de las mayores explosiones no nucleares. Se originó con un fuego a bordo de una embarcación francesa llamada SS Grandcamp la cual llevaba una carga de aproximadamente 2.300 toneladas de nitrato de amonio. Hubo una explosión inicial y la siguiente reacción en cadena de nuevos incendios y explosiones en otros buques y en las instalaciones cercanas dónde se almacenaba el petróleo. Murieron al menos 581 personas, entre ellas estaban todos menos uno de los miembros del cuerpo de bomberos de Texas City. El desastre provocó la primera demanda colectiva en contra del gobierno de los Estados Unidos realizada por las 8.485 víctimas.
El Grandcamp fue un buque de 133 m, de largo (133 m). En un gesto de la Guerra Fría, el buque fue asignado a la línea francesa para ayudar en la reconstrucción de Europa. Junto con el nitrato de amonio (una carga muy común en alta mar) llevaba munición para armas pequeñas, maquinaria, y fardos de hilo sisal en la cubierta. Otro barco en el puerto, el High Flyer SS, fue atracado a unos 200 m de distancia del SS Grandcamp. El High Flyer SS cargaba con 961 toneladas adicionales de nitrato de amonio y 1.800 toneladas de azufre. El Nitrato de Amonio se envasó en sacos de papel como habitualmente, y luego fue transportado y almacenado a temperaturas que aumentaron su actividad química. Los estibadores informaron que las bolsas estaban calientes antes de la carga.
A eso de las 8:00 am del 16 de abril de 1947, se vió humo en la bodega de carga del Grandcamp cuando todavía estaba amarrado en su muelle. Poco antes de las 9:00 de la mañana, el capitán ordenó a sus hombres extinguir el incendio con un método con vapor con la esperanza de conservar la carga. Era poco probable que esta acción que hubiera sido eficaz ya que el nitrato de amonio produce su propio oxígeno, neutralizando así las propiedades extintoras del vapor. Es más, el vapor podría haber contribuido al fuego mediante la conversión del nitrato de amonio al óxido nitroso.
Mientras tanto, el fuego había atraído a una multitud de espectadores a lo largo de la costa, que creían que estaban a una distancia segura. Con el tiempo, las escotillas de la nave explotaron por la presión del vapor que había en el interior lo cual permitió que saliese humo por ellas de color amarillo-naranja, lo cual atrajo aún más espectadores. Los espectadores también notaron que el agua alrededor del barco atracado ya estaba hirviendo por el calor, y que el agua que salpicaba al tocar el casco de la nave se convertía en vapor.
A las 9:12 am, el nitrato de amonio alcanzó su umbral de explosivo y el buque detonó causando así una gran destrucción y daños en todo el puerto. La tremenda explosión envió 4,5 m de onda que se detectó hasta 160 km de distancia de la costa de Texas. La explosión destruyó la planta Grandcamp Monsanto Chemical Company y dio lugar a la ignición de refinerías y tanques de productos químicos en la zona ribereña. Dos aviones turistas que volaban cerca vieron como sus alas se despojaban.  A 16 km de distancia, la gente de Galveston se vió obligada a arrodillarse; las ventanas se hicieron añicos en Houston a 60 km de distancia. La gente sintió la conmoción a 160 km de distancia, en Louisiana.
Las estimaciones oficiales de víctimas llegaron a un total de 567, incluyendo a todos los miembros de la tripulación que se quedaron a bordo del Grandcamp, pero muchas de las víctimas fueron reducidos a cenizas o volado en pedazos, y se cree que la cifra oficial de muerte es una subestimación.
La causa del incendio inicial a bordo del Grandcamp nunca se determinó, pero pudo haber sido iniciada por un cigarrillo el día anterior, es decir, la carga del buque había estado latente durante toda la noche, cuando todo fue descubierto en la mañana del día de la explosión.