Los sistemas de protección contra incendios ayudan incluso cuando no hay nadie en casa

Los sistemas de protección contra incendios ayudan incluso cuando no hay nadie en casa

Un incendio en una vivienda de Elche deja seis familias desalojadas y un policía herido. Pese a la aparatosidad y a la magnitud del suceso, no hubo que lamentar daños personales graves. Tan sólo hubo algún atendido por ansiedad e inhalación de humo, la muerte más común en caso de incendio.

El fuego se inició en el salón de una segunda planta, que estaba vacía, y se extendió al piso de arriba. Todavía se desconocen los motivos del incendios aunque es muy probable que un fallo eléctrico sea la causa, ya que es una de las causas de incendios más comunes. La vivienda se encontraba vacía por lo que fueron los vecinos quienes, alertados por el humo y los llamas, dieron el aviso al Parque de Bomberos de Elche. Las llamas traspasaron las ventanas de la casa y alcanzaron el piso superior, que también quedó afectado por el fuego, al igual que una de las viviendas del edificio contiguo, en el número 98, cuyas ventanas quedaron calcinadas.

La intensa humareda obligó, en el momento del incendio, a desalojar a 10 familias, tanto las del inmueble donde se inició el fuego, de cuatro plantas más el entresuelo, como las del bloque colindante.

Esta vez los vecinos estuvieron atentos y tuvimos suerte porque no hay que lamentar ninguna muerte pero si hubo daños materiales, lo cual podría haberse evitado con una correcta instalación de prevención contra incendios. Los sistemas de protección contra incendios ayudan incluso cuando no hay nadie en casa.