Mortero Tecwool 825 para la Industria Petroquímica

El Mortero Tecwool 825, de alta densidad, está pensado para soportar altas exigencias respecto a su comportamiento frente a escenarios de fuego que pueden ocurrir en la industria de hidrocarburos o similar. Su formulación debe cumplir tres exigencias principales respecto a los morteros convencionales de protección al fuego:

1- Debe soportar un rapidísimo incremento de temperatura tal y como suele ocurrir en incendios en este tipo de industrias. Como se puede ver en el gráfico la curva roja ISO es con la que se ensaya para incendios habituales en viviendas, centros públicos y comerciales, industria en general, etc. y la Azul es la que se aplica en Europa y la verde en Estados Unidos. La curva de Hidrocarburos europea alcanza los 1.000 antes de los 10 primeros minutos del ensayo mientras que la curva ISO llega a esa temperatura sobre los 90 minutos del incendio.

2- También debe soportar los esfuerzos mecánicos de una deflagración. El producto debe ser lo suficientemente resistente para aguantar las explosiones tan habituales en incendios en este tipo de industrias y al mismo tiempo tiene que tener cierta elasticidad que absorba las dilataciones tan propias de la estructura metálica.

3- Por último, este tipo de instalaciones suele tener la mayoría de las estructuras a la intemperie y en la mayoría de los casos muy cerca del mar, con lo que el producto debe resistir tanto las acciones de un clima adverso, como las sustancias agresivas que hay en ambientes marinos.

A este fin, el departamento de I+D+i ha desarrollado un producto denominado mortero Tecwool 825 que cumple perfectamente con los tres condicionantes antes mencionados.  Su principal misión es proteger las estructuras metálicas de la acción de este tipo de incendios especiales y a este fin se han realizado ensayos específicos.

El acabado del producto puede ser de dos tipos:

a- Sin acabado, tal y como se queda una vez proyectado.

b- Encofrado y talochado con un acabado final similar al hormigón armado:

En ambos casos el producto requiere de la instalación de una malla metálica interna separada de la estructura a proteger mediante unos pernos de soportación.