edificios industriales

Protección pasiva en adecuación de naves industriales existentes (parte 1)

La necesidad de adecuar una nave existente al Reglamento de Seguridad Contra Incendios en Establecimientos Industriales de 2004 (RDSCIEI) surge cuando realizamos el proyecto de Licencia de Actividad.

 

Una vez se ha establecido por parte de la Dirección Facultativa cuál es el riesgo intrínseco de la nave (alto, medio o bajo) y se ha categorizado en tipos por su relación con su entorno (tipo A, B, C, D, E), ya podemos valorar qué aspectos van a ser necesarios en relación con la protección pasiva contra el fuego.

 

Veamos las distintas actuaciones necesarias en función de estos dos parámetros.

Estructura Principal de la nave

La estructura principal de la nave la componen los pórticos (pilares y vigas). Normalmente, excluimos de la protección las correas si son de pequeña entidad, como perfiles metálicos tipo “Z” o “C” galvanizados de pequeño espesor. En cambio, sí que se deben incluir las correas en la protección al fuego cuando la distancia entre correas sea grande y estructuralmente importante, como perfiles metálicos tipo IPN o UPN, ya que están pensados para soportar cargas y su colapso va a tirar parte de la cubierta y dificultar la evacuación.

 

TABLA-2-2

Para naves con cubiertas ligeras (igual o menores a 100 Kg/m2) no previstas para la evacuación y que, además, dispongan de un Sistema de Control de Temperatura y Evacuación de Humo (SCTEH), se podrán adoptar los valores siguientes:

TABLA-2-3

Se podrá acoger a esta tabla también la estructura portante de los altillos, siempre que no pase del 10% de la superficie de planta de la nave y los recorridos de evacuación no superen los 25 m y hasta el 20% de naves de riesgo bajo, con ocupación menor de 25 personas y recorrido máximo de evacuación de 50 m.

Las naves de una planta con cubierta ligera que cuenten con una instalación de rociadores automáticos, además de un Sistema de Control de temperatura y Evacuación de humo, tendrán la siguiente exigencia de protección al fuego de la estructura:

TABLA-2-4

Una vez conocemos la resistencia al fuego que necesitamos para la estructura principal, verificamos qué tipo de estructura tenemos y si cumple con la resistencia al fuego requerida. Si no es así, se deberán aplicar productos protectores con espesor suficiente para justificar que no colapse en el tiempo solicitado.

Para estructuras de acero o de hormigón, se pueden utilizar estos productos de mercor tecresa®:

Solamente para estructura de acero se puede utilizar:

 Medianiles

Son los tabiques de unión con las naves colindantes “con otra actividad”, no los propios. La resistencia al fuego solicitada para este elemento será:

funcion-portante

Hay que tener en cuenta dos consideraciones:

  1. Según tabla 2.2., no se puede tener riesgo alto en naves Tipo A, por lo que la última columna solo sería para naves Tipo B que no tengan separación entre nave.
  2. Los pilares que estén incluidos en ese medianil también tienen que cumplir estos requisitos, aunque el resto de la estructura portante tenga otra solicitud más baja por los condicionantes antes mencionados.