Particiones verticales resistentes al fuego de más de 4 metros de altura

Particiones verticales resistentes al fuego de más de 4 metros de altura

En muchas ocasiones, nos encontramos en obras dónde tenemos que realizar una sectorización vertical de una altura mayor a la habitual (3 – 4 m) y recurrimos a los sistemas habituales de tabiques no portantes resistentes al fuego que nos ofrecen distintos fabricantes con su ensayo correspondiente. Esto no es una práctica correcta por las siguientes razones:

En España la normativa vigente para ensayar particiones verticales no portantes resistentes al fuego es la UNE EN 1364-1y en el apartado 13. Campo de Aplicación de los Resultados de Ensayo nos dice  claramente que cumpliendo un par de condiciones de ensayo, podremos aumentar la altura de la construcción de 3 m (la real de ensayo) a 4 m. Para alturas mayores nos dice la norma que se debe ensayar a “escala real”.  Aquí radica el principal problema, hoy en día, de los cuatro laboratorios que hay en España, acreditados por ENAC para la realización de ensayos de resistencia al fuego, ninguno de ellos dispone de un horno de una altura mayor de 4 m para realización de ensayos de particiones verticales no portantes.

Ante esta imposibilidad de realizar un ensayo a escala real acreditado por ENAC y la necesidad real de realizar particiones de mas altura,  los distintos fabricantes de tabiques resistentes al fuego (distintas placas de cartón-yeso, paneles sándwich de lana de roca, paneles de silicato, etc.) han desarrollado sus sistemas para la realización de este tipo de tabiques siendo ellos mismos los que homologan la solución.

Desde la amplia experiencia en ensayos de Resistencia al Fuego del departamento técnico de Mercor Tecresa se ha desarrollado una estructura  auxiliar específica de soportación para las siguientes soluciones:

– Trasdosado EI-180 con mortero Tecwool F sobre chapa grecada de 0,6 mm. (Imagen)

– Distintas particiones no portantes con Panel Tecbor A.

Que nos permiten, no solamente soportar las cargas añadidas a este tipo de tabiques de mayor altura y evitar pandeos, sino también algo igual o más importante,  soportar los incrementos de presión que en caso de incendio va a sufrir el tabique, ya que la presión aumenta en cada metro de altura del mismo por el efecto ascendente de los gases calientes debidos a la combustión.

Desde este artículo queremos incidir que a la hora de prescribir y valorar este tipo de soluciones que se salen del campo de aplicación estricto de los ensayos normalizados, no se debe ir exclusivamente a una cuestión de precio y se debe confiar en empresas con amplia experiencia en ensayos de resistencia al fuego. Las consecuencias en caso de incendio pueden ser muy graves.