Protección al fuego de forjados de chapa colaborante

Protección al fuego de forjados de chapa colaborante

Este tipo de forjado mixto de hormigón con chapa de acero perfilada se comenzó a usar en Estados Unidos a mediados del siglo XX y es muy común tanto en rehabilitaciones como en nueva edificación por la simplicidad del montaje, ya que la chapa actúa como base del encofrado permitiendo una gran rapidez en su ejecución y una mayor ligereza en el peso propio del mismo en comparación con una losa de hormigón o un forjado de vigueta y bovedilla tradicional. Se les llama colaborante porque esta chapa actúa como un hierro más ayudando a soportar los esfuerzos de tracción positivos sobre el mismo.

Tienen tres inconvenientes principales:

– Su precio, es una solución relativamente algo más cara.

– Peor comportamiento termo-acústico.

– Su mal comportamiento al fuego (hay que protegerlo)

En este post, queremos hablar de cómo solucionar este último inconveniente, ya que hay una norma específica de ensayo para este tipo de forjados, es la UNE ENV 13381-5  “Ensayos para determinar la contribución a la resistencia al fuego de los elementos estructurales. Parte 5: Protección aplicada a elementos mixtos de hormigón/chapa de acero perfilada.” y desde nuestro departamento técnico hemos ensayado con éxito bajo dicha norma con una aplicación mediante proyección de nuestro mortero Tecwool F con diferentes espesores dependiendo de la profundidad del hormigón y la resistencia al fuego que se pretenda conseguir. Con este producto, al mismo tiempo que protegemos al fuego, también mejoramos las condiciones termo-acústicas del mismo y se protege a la chapa de la corrosión.

Desde nuestra experiencia profesional hemos notado que hay fabricantes e instaladores que intentan justificar incorrectamentela resistencia al fuego de este tipo de forjados mediante ensayos de Protección de Elementos de Hormigón, es decir la norma UNE ENV 13381-3. Los ensayos para este tipo de forjado son diferentes a los de elementos de hormigón ya que, entre otras variables, hay que colocar termopares en la chapa  y conseguir que la temperatura de la misma no llegue a 350 ºC que es su temperatura crítica. Esta variable no se mide en un ensayo de hormigones, ya que aquí se le da importancia a la temperatura de la armadura más expuesta al fuego que está dentro del hormigón.

También es cierto que existen fabricantes de chapa de acero perfilada que han realizado ensayos de resistencia al fuego de este tipo de forjados y dan como resultado que colocando una armadura inferior suplementaria consiguen determinadas resistencias al fuego. Entonces la chapa perfilada ya solo actúa como encofrado perdido perdiendo las propiedades de Colaborante. En este caso particular, ya se debe tratar el forjado como una losa de hormigón y verificar que tanto la distancia de la cara expuesta a las armaduras  y el canto mínimo del mismo cumplen lo establecido en el DB-SI en su Anejo C.

Protección al fuego de forjados de chapa colaborante
Valora este artículo.