Insulated facades

Aislamiento térmico de fachadas (Parte I)

La fachada de nuestra vivienda es la parte más importante a la hora de plantear un aislamiento térmico, ya que normalmente es la que mayor superficie presenta a la intemperie.

Afortunadamente, desde hace ya unos años, se da una especial importancia a la eficiencia energética de la vivienda, rebajando el consumo sustituyendo los electrodomésticos por otros más eficientes además de tratar de disminuir al máximo el consumo de energía necesaria para mantener la temperatura de confort tanto en verano como en invierno. Esto solo se consigue con un aislamiento adecuado y una parte importante de este aislamiento son las fachadas como hemos comentado anteriormente.

A la hora de elegir un sistema de Aislamiento de Fachada debemos revisar que posee estas cuatro características, que son igual de importantes:

 

  1. Dotar a la vivienda de un excelente Aislamiento Térmico tanto en verano como en invierno.
  2. Debe ser Impermeable a la lluvia y humedad.
  3. Tiene que controlar el flujo de vapor de agua para Evitar la condensación.
  4. Está obligada a poseer un determinado Aislamiento Acústico dependiendo del lugar donde este situada la vivienda, según el DB-HR, entre 30 y 47 dBA.

 

Respecto a los Sistemas de Aislamiento de Fachada, vamos a tratar cuatro tipos que van a ir en función de la posición del aislamiento respecto al elemento de soporte principal de la fachada:

 

 

fachada ventilada

 

 

Ahora vamos a revisar las ventajas e inconvenientes de cada uno de los sistemas de aislamiento:

Respecto a la opción de realizar el Aislamiento por el exterior o por el interior, lo primero que vamos a comprobar es que, si lo hacemos por el interior en un edificio de varias plantas, el canto de forjado nos va a suponer un Puente Térmico importante, con lo que es preferible realizarlo por el exterior, pero en muchos casos no vamos a poder hacerlo.

Por ejemplo, que se trate fachada existente y se encuentre protegida por Patrimonio y no podemos cambiar su apariencia o que el cliente quiera una fachada de ladrillo caravista por estética.

 

Aislamiento en Cámara:

Es el aislamiento más común que nos vamos a encontrar en España en edificios existentes y hasta los años 70-80 la cámara solía ser de aire, sin aislamiento. Este tipo de fachadas normalmente tiene un escaso aislamiento térmico y además hay una circulación de aire por la Cámara que suele entrar en la vivienda por cajas de persiana y pequeños huecos, disminuyendo el confort en el hogar.

Para conseguir mejorar el aislamiento térmico en este tipo de fachadas se puede recurrir a todos los sistemas propuestos arriba y también al Insuflado: introducir mediante aire a presión en pequeñas perforaciones realizadas por el exterior o el interior de la vivienda algún tipo de aislamiento térmico que venga en copos o fibras sueltas para que se distribuya en el interior de la Cámara de aire. Hay que contar con buenos profesionales y escoger el producto adecuado, ya que una mala instalación o una mala elección de producto (muy grueso para la anchura de la cámara, por ejemplo) va a dar como resultado zonas a las que no llegue el producto y aparición de puentes térmicos (zonas de pared fría), en la fachada o condensaciones.

 

Fachada ventiladaFachada ventilada

 

Hay varios Producto de Insuflado los más comunes en orden por frecuencia de uso son:

 

  • Lana de roca: posee un buen coeficiente de aislamiento, aunque no es el mejor, pero es incombustible (Euroclase A1), regula excelentemente la condensación, ofrece aislamiento acústico y no es atacable por los insectos ni roedores.
  • Fibra de Vidrio: Tiene cualidades similares a la lana de roca, aunque un menor grado de aislamiento acústico, ya que normalmente se aplica en densidades inferiores a la lana de roca.
  • Celulosa: Tiene la ventaja de ser económico y ecológico, pero no se comporta nada bien con la humedad a la hora de regular la condensación, también compacta más a lo largo del tiempo y tiene peor comportamiento al fuego que los dos productos anteriores.
  • Bolas de EPS: También ofrecen un buen grado de aislamiento térmico, pero hay que vigilar su reacción al fuego (es un plástico y algunos son auto- extinguibles, pero otros no), tiene también mayor capacidad de asentamiento que la Lana de Roca y nulo aislamiento acústico por su escasa densidad.
  • Poliuretano expandido: En desuso por su mala reacción al fuego, problemas con la expansión del producto en el interior de la cámara, pudiendo llegar incluso a romper el tabique interior y también presenta toxicidad y problemas con el medio ambiente con los gases que se usan en su instalación.

 

En el siguiente post seguiremos hablando de los tipos de aislamiento en fachadas ventiladas.