Barreras Textiles de Sectorización de Incendio

Las barreras o cortinas textiles están compuestas por un material ignifugo que se despliega únicamente por gravedad mediante un contrapeso en caso de incendio, quedando normalmente oculta en un cajón de acero galvanizado que alberga la barrera de forma habitual.

A diferencia de las barreras sectorizadoras o canalizadoras de humo que hablamos en un anterior artículo, estas barreras, cierran totalmente el hueco a sectorizar, y además es preciso el uso de unas guías laterales específicas que garanticen que la tela no se salga de dicha guía con la presión del incendio y mantengan la estanqueidad de humo y llama durante el tiempo que se determine.

Aunque, por seguridad en el caso de falta de luz, el cierre de estas barreras es por gravedad, por medio de un contrapeso colocado en el borde inferior de la misma, éstas, disponen de un motor para poder subirlas, ya sea en caso de una falsa alarma o una prueba de verificación de funcionamiento.

Estas barreras, por lo general, cumplen el criterio de Integridad “E” durante el tiempo que dura el ensayo al que se somete, pero no suele ocurrir lo mismo con el criterio de Aislamiento térmico “I”, ya que el tejido se vuelve incandescente y emite radiación térmica en el otro lado de la sectorización, pero hay casos como comenta el propio CTE en el apartado DB-SI en su edición comentada del 2017 en el que este tipo de cerramientos es perfectamente válido:

Prestaciones de los elementos con función compartimentadora.

Cuando se trate de un elemento separador (horizontal o vertical) respecto del cual, en caso de incendio, no se prevea la proximidad a la cara no expuesta ni de personas, ni de elementos combustibles, la condición EI t, puede considerarse cubierta por una clasificación EW t del elemento en cuestión, siendo W el símbolo indicativo de que la radiación térmica por el elemento desde su cara no expuesta se mantiene dentro de los límites aceptables.

Cortina tipo FC 2 en posición horizontal durante un ensayo.

 

 

COMPONENTES DE LA CORTINA DE HUMOS:

  • GCP: Cuadro encargado de recibir la señal de incendio proveniente del sistema de detección y en consecuencia, activar la barrera. Permite conocer el estado del sistema, así como realizar las labores de mantenimiento. Dispone de un sistema de baterías capaz de mantener las barreras y las electroválvulas en posición de reposo en caso de fallo en el suministro eléctrico.
  • MCC: Módulo de control de motor. Ubicado junto al motor mantiene estable la barrera en su posición de reposo (retraída). Sincroniza la velocidad de ascenso de la barrera y limita la velocidad de descenso bajo la acción de la gravedad incluso con fallo de tensión.
  • Cajón: Destinado a albergar en su interior la barrera cortafuegos está conformado en acero galvanizado de 1,5 mm de espesor. Dispone de distintas configuraciones y sistemas de soportación a fin de adaptarse a las condiciones arquitectónicas de la construcción.
  • Guías laterales: Fabricadas en una pieza de acero galvanizado de 2 mm de espesor, fijan la barrera lateralmente manteniendo su función compartimentadora pese a la sobrepresión generada por el incendio.
  • Perfil de cierre: Instalado en el extremo inferior del textil, aporta estabilidad al conjunto y forma el cierre del cajón en su posición de reposo.
  • Textil: Tejido realizado en fibra de vidrio. Cohesionado y tratado para soportar temperaturas de hasta 1000 ºC.
  • Motor: Motor tubular con funcionamiento a 24 V dc y operativo hasta una temperatura de 300 ºC. Dotado de un sistema de engranajes que permite aplicar el toque necesario para el correcto funcionamiento del sistema.

En el caso de las Cortinas sectorizadoras  de incendio de mercor tecresa® son de dos tipos:

  • El tipo FC 2 que llegaría a alcanzar la clasificación EW 60.
  • El tipo FC 4 con una hoja de aluminio que llegaría a alcanzar una clasificación de EW 120.

Ensayo Cortina Sectorizadora tipo FC 4.

 

Estas cortinas están ensayadas bajo normativa europea y la clasificación depende fundamentalmente de sus dimensiones. El termino EW significa que la cortina sectorizadora tiene que permanecer íntegra sin paso de llama, ni humo y que la transmisión térmica por radiación sea menor de 15 KW/m2.

En esta tabla podemos ver la distancia que tienen que estar las vías de evacuación o las mercancías inflamables para que la radiación térmica no llegue a pasar de los 180 ºC en el caso de nuestra cortina tipo FC 2:

Con lo que, manteniendo estas distancias que van también en función del tamaño de la Cortina Sectorizadora de Incendio, podemos cumplir estrictamente con lo que menciona el CTE y usarlas en sustitución de otro elemento sectorizador que al mismo tiempo permita el paso mas complejo.

 

 

 

¿TIENES ALGUNA DUDA SOBRE LAS  BARRERAS TEXTILES DE SECTORIZACIÓN DE INCENDIO?

¡ Póngase en contacto con nuestro departamento técnico ahora!