Fuegos edificio gran altura

Incendios en edificios de Gran Altura. Protección Pasiva.

Los edificios de gran altura tienen la gran ventaja de poder albergar a un gran número de personas en un espacio de suelo en planta reducido, pero hay que tener especial cuidado con la protección contra incendios en este tipo de edificios, ya que un fuego puede ocasionar un gran número de víctimas por la dificultad o imposibilidad de evacuación en un tiempo reducido.

Como la dificultad en la evacuación es el dato más importante, respecto a la Protección Pasiva, hemos de cumplir estrictamente con estas premisas que permitirán una correcta evacuación y evitarán la propagación del incendio:

1. Respecto al interior del edificio:

  • Hemos de asegurarnos de que la estructura del edificio va a soportar el incendio sin colapsar, al menos todo el tiempo que este estimado que dure la evacuación de este.
  • Verificar que existen espacios para refugiarnos en el caso de fuego en cada planta con una correcta sectorización de tabiques y puertas (evacuación horizontal a lugar seguro) y una posibilidad de salida (evacuación vertical) del edificio.
  • Realizar una correcta sectorización de pasos de instalaciones (eléctricas, fontanería, climatización, etc.) para conseguir que el fuego no afecte a los espacios de refugio ni se propague por el resto del edificio a través de los huecos de las instalaciones.

Algo muy útil en este tipo de edificios es dotar de una sobrepresión las vías de evacuación para que el humo, que es el causante de la mayoría de las víctimas, no entre en esos espacios.

En España la normativa engloba los edificios de gran altura en un solo apartado >28 m y establece las siguientes Resistencias al Fuego para los distintos elementos que hemos hablado según el uso del edificio:

Es importante, con independencia de la legislación vigente, que un edificio de gran altura tenga su propio Plan de Protección contra Incendios en el que se establezcan los tiempos necesarios para la evacuación de este (que va a depender fundamentalmente de la altura del edificio), y en base a ese tiempo, establecer las Resistencias al Fuego necesarias en cada caso. La tabla anterior funcionaria como una tabla de mínimos.

 

2. Respecto a la fachada exterior del edificio:

  • Muchos de estos edificios de gran altura, tienen una fachada exterior compuesta por un muro cortina normalmente de vidrio que no tiene una gran resistencia al fuego, y el posible incendio que se produzca en una planta va a propagarse rápidamente por la fachada exterior a la planta superior y así sucesivamente. Lo más conveniente para evitar esta propagación vertical del fuego por la fachada es colocar una barrera resistente a fuego en el canto del forjado. También se debe impedir que el HUMO pase de una planta a otra por los huecos que quedan entre el forjado y el muro cortina.

Según el CTE en su apartado DB-SI de Propagación Exterior esta barrera de canto de forjado tiene que cumplir con un mínimo de EI-60 y tener una longitud en proyección vertical (contando con el forjado) de 1 m.

  • Otro tema muy importante, como hemos hablado en anteriores Post, es la Clasificación de Reacción al Fuego de los materiales que componen esa fachada. La constante evolución en los materiales y sistemas de aislamiento de la envolvente del edificio ha hecho surgir nuevos materiales muy eficientes en su comportamiento térmico, pero no tanto en su comportamiento al fuego, sirviendo en muchos casos como propagador de llama por la vertical del edificio, tal y como hemos visto recientemente en varios incendios.

Hemos de recordar que la normativa española CTE en su apartado DB_SI Propagación exterior, recientemente ha endurecido en algo la exigencia en cuanto a la reacción al fuego de los materiales de aislamiento en fachadas:

 

 

¿TIENES ALGUNA DUDA SOBRE NUESTRO MORTERO TECPLASTER®?

¡ Póngase en contacto con nuestro departamento técnico ahora!