Misión de un sistema de detección de incendios automático

Misión de un sistema de detección de incendios automático

La misión de un sistema de detección de incendios automático es la de detectar el incendio lo antes posible, dar la alarma y activar las funciones de control preprogramadas.

Los sistemas de detección de incendios más avanzados son capaces de detectar el fuego en su fase más temprana y de este modo minimizar los daños que puede causar el incendio. Dejando a un lado los procesos con explosiones asociadas, un incendio normalmente evoluciona de forma más o menos rápida, dependiendo del material combustible. Dado que al inicio del incendio hay combustible y oxígeno disponibles en cantidad suficiente, su desarrollo viene determinado en gran medida por la energía disponible. Así, puesto que las llamas liberan mucha energía, cuando éstas aparecen se inicia un crecimiento exponencial del incendio.

La transición entre la fase de llamas y un incendio total se denomina flashover (¿Qué es un flashover?). Se trata de la propagación explosiva del incendio, que se produce exactamente en el punto en el que los gases y aerosoles producidos durante las fases anteriores se inflaman, propagando el incendio a todas las salas en las que ya habían penetrado dichos gases.

¿Cuando deben detectarse los incendios?

La detección de incendios debe producirse lo antes posible, de manera que la intervención pueda empezar antes del flashover. De este modo, los incendios incipientes deben detectarse en la fase precoz o como máximo en la fase latente, de forma que quede un tiempo de intervención suficiente. El problema es que la fase precoz y la fase latente pueden tener una intensidad y duración totalmente diferentes. Algunos incendios latentes pueden seguir en esta fase durante horas o incluso días antes de que se produzca el incendio abierto.

Conclusión

Cuanto antes se detecte un incendio, más tiempo quedará para luchar contra el mismo y menos daños se producirán. De este modo, la detección más precoz posible es la clave para minimizar daños y ganar un tiempo de intervención precioso.