Perdieron todo durante un incendio en casa

Perdieron todo durante un incendio en casa

Tres meses después de mudarse a una casa de ensueño, Mayer y Sheryl Fistal perdieron todo en un incendio en casa.

“Cuando empezamos a construir nuestra casa, nuestro fontanero nos habló de poner un sistema de rociadores y dijimos: ¿Para qué necesitamos un sistema de rociadores?”

Nombre: Mayer y Sheryl Fistal

Fecha del incendio: octubre de 2006

Ubicación: Falmouth, ME

Lesión: Perdió todo lo que poseía poco después de mudarse a su nuevo hogar de sueño personalizado

Mayer y Sheryl Fistal se mudaron de Nueva Jersey a Falmouth (Maine, EEUU) para vivir en la casa de sus sueños después de su jubilación. Tres meses después de mudarse, en una fría mañana del 23 de octubre de 2006, un incendio  estalló en la chimenea ubicada en su sala de estar. El fuego crecía y se extendió rápidamente el calor y el humo por toda la casa.

Los Fistals, su perro y sus invitados escaparon de lesiones graves, aunque Sherri sufrió de inhalación de humo durante el incendio en casa. La casa fue una pérdida total y literalmente se quedaron tan sólo con su vehículo y la ropa que llevaban. Todo lo demás que poseían había desaparecido.

Cuando reconstruyeron su hogar después del incendio en casa, no había ninguna duda de que debían instalar un sistema de rociadores contra incendios. “A medida que se envejece en la vida, no eres capaz de responder igual que cuando eres joven, no eres tan rápido para darte cuenta de lo que está sucediendo … los rociadores son una inversión definitivamente muy útil”, dijo Mayer. “Ahora me siento muy seguro …”,agregó Sheryl.