actuar-incendio-trabajo

Cómo actuar en caso de incendio en el trabajo

Un incendio, cualquiera que sea su lugar de origen, es un peligro inminente para las personas que se encuentran cerca.

Lo más importante, en estos casos, es mantener la calma. La adrenalina y los nervios son reacciones naturales que nos pueden llevar a correr un mayor riesgo. En caso de incendio en nuestro centro de trabajo u oficinas, se debe actuar rápido y con seguridad.

En espacios de trabajo o amplia concurrencia, el jefe de emergencias deberá estar al tanto del plan de evacuación y conocer las medidas de seguridad e instrucciones en caso de originarse un fuego. Esta persona vendrá definida en el plan de emergencias desarrollado dentro del plan de prevención de riesgos laborales de cada compañía.


Relacionados:


Qué hacer en caso de incendio

  • Activar el pulsador de alarma al detectar un incendio
  • No cojas nada.
  • Evacúa el centro tranquilamente. Todos los empleados deben conocer las salidas de emergencia cercanas y hacer uso de ellas sin precipitarse, dejando las vías despejadas para la evacuación de todo el personal.
  • En la medida de lo posible, cierra ventanas. La última persona en evacuar deberá cerrar las puertas que vaya cruzando.
  • No hacer uso de los ascensores. Puedes quedarte atrapado o dirigirte a la planta equivocada.
  • No abrir puertas calientes o por las que salga humo. La consecuencia de abrir una de estas puertas podría ser un backdraft o explosión.
  • En caso de humo, avanza agachado y protege nariz y boca. El humo sube a las capas superiores, es potencialmente tóxico y alcanza altas temperaturas que también provocan quemaduras.
  • Si te encuentras atrapado, busca un lugar con una ventana desde la que puedas ser visto y haz señales a los equipos de salvamento. Tapa los huecos por los que pueda entrar el humo con algo mojado, preferiblemente. Abre la ventana sólo si es extremadamente necesario para respirar. La entrada de oxígeno puede avivar el fuego.

Protección contra incendios

Es muy importante que todas las medidas de protección activas estén al día y en correctas condiciones (alarmas, mangueras, rociadores, extintores…) para facilitar la extinción de las llamas. Sin embargo, una instalación de sistemas de protección pasiva contra incendios puede salvaguardar no sólo la estructura del edificio, sino también vidas.

La protección a nivel estructural del edificio, una instalación de sistemas de evacuación de humos y la compartimentación de sectores de incendio permitirá reducir el coste material de los daños al permitir una mejor integridad del edificio hasta la extinción de las llamas. De igual manera, estas soluciones brindarán el tiempo necesario para evacuar a todo el personal.

 

Contacta con nuestro equipo técnico para más información sobre medidas de protección pasiva contra incendios.